8 de January del 2015

EL PRECIO DE LA VIVIENDA CONFIRMA SU CAIDA CON UN 6,5% MAS QUE EN 2013

EL DESCENSO ES MAS ACUSADO EN HUELVA QUE LA MEDIA ANDALUZA Y NACIONAL. LAS COMPRAVENTAS TAMBIEN DISMINUYEN UN 6,5%.

Los brotes verdes que muchos esperan que lleguen al mundo de la construcción no parece que surjan por el momento. Según los datos esgrimidos por el Ministerio de Fomento y el Instituto Nacional de Estadística (INE), el sector de la vivienda sigue en Huelva en caída libre. Así lo señalan dos de sus principales indicadores: el precio por metro cuadrado y el número de transacciones de compraventa. En ambos casos nos encontramos con que la evolución negativa sigue su curso.

Los últimos datos sobre el precio por metro cuadrado en vivienda libre corresponden al tercer trimestre de este año. La estadística que ofrece Fomento permite hacer una comparativa en relación a los precios que en ese mismo momento del año nos encontrábamos años atrás. De este modo, en relación al segundo trimestre de 2013, el precio ha caído un 6,5%, situándose actualmente en 1.109,3 euros. La evolución a nivel andaluz y nacional también es negativa, perdiéndose también en solo un año un 2,5% y un 3% respectivamente.

Los números que muestra este ministerio dibujan un paisaje demoledor pero muy realista de lo que ha supuesto el sector de la construcción, con su burbuja incluida, en los últimos años de la economía onubense y nacional. Si comparamos el precio por metro cuadrado en 2014 con el que la vivienda libre tenía en Huelva en 2005, nos damos cuenta de que ha descendido nada menos que un 22%. El porcentaje es aún mayor si se toma como referencia 2008 que es el año en el que el metro cuadrado llegó a su récord, con 1.788,7, y que al mismo tiempo supuso la llegada de la crisis económica. De este modo, en tan solo seis años, el precio de la vivienda libre por metro cuadrado en Huelva ha descendido en un 38%. Esa es la caída sufrida desde el momento en que la burbuja inmobiliaria revienta hasta nuestros días. Los porcentajes andaluz y nacional, teniendo como referencia ese 2005, son de descensos del 19% en ambos casos; es decir, 3 puntos menos que la caída onubense.

Parece que vivimos, por lo tanto, en tiempos que solo son buenos para aquellos que tengan recursos disponibles p ara adquirir una vivienda y que disfrutan de unas posibilidades que tan solo seis años atrás parecían casi utópicas. Pero no parece que los mejores precios animen a los onubenses a embarcarse en aventuras inmobiliarias. Eso lo demuestra el hecho de que los contratos de compraventa en 2013, en relación a un año antes, han descendido un 6,5%. En este porcentaje se incluyen todos los tipos de vivienda: libre o protegida y nueva o usada, aunque en este último caso con una ligera diferencia.

El INE permite realizar una evolución hasta el año 2007, el último de la bonanza económica y, por ende, del auge de la construcción. Así se puede comprobar que en tan solo seis años los contratos de compraventa han descendido nada menos que un 67%; es decir, prácticamente se vende una tercera parte de lo que se vendía en 2007. Esta evolución constata una situación en la que el sector se encuentra prácticamente paralizado.

Lo que nos encontramos a nivel andaluz o nacional no es mucho mejor. Las caídas en este tipo de transacciones desde 2007 a 2013 han sido del 60% y el 48% respectivamente.

En cifras absolutas, durante el año pasado en Huelva se vendieron 3.719 viviendas; en 2007, el número llegó hasta las 10.683. De 2007 a 2009 es la franja en la que hubo una pérdida mayor en este tipo de transacciones. Pese a ello, en 2010 se registró un ligero repunte, con 5.068 ventas. Tan solo supuso una excepción ya que la caída siguió a partir del año siguiente para seguir con la marcha descendente hasta la actualidad.